Halloween 2013

domingo, 27 de mayo de 2012

Ski & Fashion Festival 2012 en Líbano

Espectaculares modelos presentan cada año en una estación de esquí a más de 2.400 metros de altitud la ropa interior más atrevida.
Desfile de lencería celebrado el pasado 4 de Marzo en una pista de sky de Faraya, Líbano.


Modelos en tanga, sujetadores de encaje, tacones de aguja, montañas nevadas…

Aunque cueste creerlo esto es el Líbano y el «Ski & Fashion Festival 2012» el evento más caliente que se celebra en el país del cedro. Las colecciones más sensuales de distintas marcas de lencería libanesa se exhibieron el pasado 10 de marzo en el Hotel Intercontinental de la estación de esquí Faraya-Mzaar, al norte de Beirut. 


Pese a la imagen tradicional que habitualmente se tiene de los países árabes, lo cierto es que el consumo per cápita de lencería en Oriente Medio es uno de los mayores del mundo y todas las estimaciones apuntan a que sigue creciendo. Se trata, además, de un mercado sumamente atractivo debido al alto poder adquisitivo de una buena parte de la población. Aquí, el lujo, las transparencias, los modelos más sugerentes y osados causan verdadero furor y en Beirut, reducto de libertad al que acuden muchos árabes, la industria regional se halla a la altura de las grandes casas lenceras internacionales. No son raros los desfiles multitudinarios en las playas de pago o en las estaciones de esquí más exclusivas como la de Faraya-Mzaar.

 
Nos encontramos, quizá, ante uno de los secretos mejor guardados del Líbano. Faraya, con sus 80 kilómetros. de pistas libres de árboles y su nieve natural, sedosa y compacta que la asemejan a un gran desierto blanco es, sin duda, la estación de moda, la más grande y la mejor equipada de todo el país. Un lugar privilegiado a tan solo 54 kilómetros de Beirut en el que, como reza la publicidad, uno puede esquiar por la mañana y pasar la tarde en la playa bañándose en las cálidas aguas del Mediterráneo.


Glamour contra la crisis

Su Hotel Intercontinental, toda una institución entre los libaneses más adinerados, se convió en un bullicio de cámaras y público despreocupado que intercambia frases en un impecable inglés y francés, y recuerda distraído el árabe.


Las modelos, procedentes de Europa del Este, harán olvidar a parte de los asistentes que desde las cotas más altas de la estación, 2.465 metros de altura, se pueden divisar las costas de Chipre en los días más soleados.





 


 Con el desfile, que cuenta cada año con una mayor afluencia de curiosos y mirones, el sector turístico libanés pretende, también, conjurar la crisis económica y los momentos de inestabilidad política que se viven, demostrando que el Líbano sigue vivo y que Siria es solo un espejismo al otro lado de las montañas.



Fuente: ABC
Fotos: Reuters


1 comentario:

  1. Muy chulos los conjuntitos pero que friiio!!!! :)

    Bsos!

    ResponderEliminar